La carta de La Estrella significa

Tu tiempo estará mejor empleado en la reflexión y la búsqueda espiritual.

La Estrella
Significado al derecho:
La carta del Tarot de la Estrella tiene que ver con la reconexión del alma con lo divino: la superación de la personalidad, la familia, la comunidad y la reputación. Tiene que ver, en última instancia, con la libertad de ser uno mismo. El alma está respondiendo a las influencias celestiales, fuerzas que pueden proporcionar a la personalidad un sentido más fuerte de propósito. La carta de la Estrella nos ayuda a recordar nuestros orígenes exaltados y nuestra atracción por una unión superior. Esta carta también podría llamarse El Mandato Celestial -- lo que nos remite a nuestra razón de ser, a nuestra misión en esta vida. La Estrella nos recuerda que, en cierto sentido, somos agentes de la voluntad divina en nuestro día a día. Si dejamos de lado la idea de que se supone que tenemos el control, podemos notar y apreciar más fácilmente las sincronías que nos empujan. De este modo, nos hacemos más conscientes de la mano invisible que nos ayuda, y comprendemos mejor nuestro lugar en el cosmos más amplio y el valor que le damos.

Significado de la carta invertida:
La carta de la Estrella invertida sugiere que estás temporalmente alejado de tu brillo y utilidad. Puede que te sientas torpe, poco hábil, en desacuerdo con tu verdadera naturaleza, y que estés olvidando el propósito de tu alma en esta vida. Concéntrate en tus dones y talentos únicos: su fuente es divina. Es tu trabajo aprender a aplicarlos en cualquier situación que te ofrezca la vida.

Consejo:
La carta de la Estrella te aconseja que te vuelvas a dedicar a tus valores superiores, que aumentes tu cultivo espiritual y tu práctica de meditación, y que te entregues al bien mayor. Conéctate con tu ser superior, un ser de un reino mayor que viaja en un curso evolutivo que comenzó hace mucho tiempo y se extiende indefinidamente hacia el futuro. Esta es la parte con la que deseas contactar y comunicarte. Ahora es un periodo para la contemplación silenciosa. Escucha la voz interior. Cualquier cosa que interfiera con esta comunión puede no estar sirviendo a tus mejores intereses en este momento.