La carta de La Muerte significa

Libérate de un pasado que ya no te sirve y avanza hacia el futuro.

La Muerte
Significado al derecho:
La carta de la Muerte no se refiere a la muerte literal de ninguna persona. Puede representar la muerte de algo más, como un proyecto, un plan o una relación. Esta carta también apunta a la época de la cosecha, simbolizada en las barajas clásicas por el esqueleto segador. Si no se cosechan los frutos del verano, se pierden ante las inclemencias del invierno y el pueblo no come. Cuando la guadaña corta las cuerdas que nos unen al pasado, nos libera para seguir adelante sin miedo, porque ya no tenemos nada que perder. Todo lo que se poda se recicla para la fertilidad del futuro, de modo que nada se pierde realmente, a pesar de los ciclos estacionales de ganancias y pérdidas. En los mazos de Tarot más modernos, vemos a la Muerte montada en un caballo y con una armadura negra. En estas barajas se hace hincapié en el castigo del pecado (en el que se basaba la imagen de la Muerte) para explicar la ira de Dios. Por suerte, en los tiempos modernos, no estamos tan encorsetados con una filosofía tan cargada de culpa.

Significado de la carta invertida:
La carta de la Muerte invertida sugiere que puedes desear que se corte la cuerda, pero desgraciadamente tienes que persistir y aguantar sin el alivio de un final. Sé paciente con las circunstancias actuales sin resignarte a un resultado negativo. Los cambios que se avecinan pueden alterar la forma en que te sientes con respecto al statu quo. Recuerde que la cosecha no empieza hasta que la fruta está madura. Trabaja para ser más sabio y meloso, más dulce y nutritivo, y tu momento de liberación puede llegar antes.

Consejo:
La carta de la Muerte te aconseja desprenderte del viejo orden. Es posible que quieras cerrar las cuentas, completar las tareas inconclusas y recoger tu cosecha. Es el momento de seguir adelante. Si cortas las cuerdas que te han atado a las viejas formas y a las convenciones anticuadas, podrías liberarte para unirte a la barrida de la luz entrante. Esto no es una excusa para rechazar a los demás o herirlos de alguna manera. No permitas que la nostalgia y las lealtades anticuadas te retengan. Estate dispuesto a pasar por lo que sea necesario para llegar a donde realmente quieres estar.