La carta de la Suma Sacerdotisa significa

Coloca el autocultivo en lo más alto de tu lista de prioridades diarias.

La Suma Sacerdotisa
Significado al derecho:
La Suma Sacerdotisa es una carta de los Arcanos Mayores, o ""triunfo"", que representa la sabiduría humana. La Sacerdotisa puede ser vista como una especie de Papa femenino (una Papisa), o la antigua Sacerdotisa egipcia de Isis, las aún más antiguas diosas serpiente y pájaro, la diosa griega Perséfone, o Eva, antes de la caída. Para los acusados de herejía que fueron quemados en la hoguera por venerarla en los siglos XIV y XV, la Sacerdotisa simbolizaba la profecía del regreso del Espíritu Santo, que se percibía como el aspecto femenino de la Santísima Trinidad. En cuanto a la ordenación de las cartas de los Arcanos Mayores, la Suma Sacerdotisa aparece en la secuencia tan pronto como el Loco decide que quiere desarrollar sus poderes innatos, dando un paso para convertirse en Mago. La Suma Sacerdotisa es su primera maestra, representando la vida interior y el método para contactar con ella, así como el estudio contemplativo de la naturaleza y el misterio espiritual.

Significado de la carta invertida:
La carta de la Suma Sacerdotisa invertida sugiere que cuando tienes problemas, suele ser porque te sientes tan atraído por tu vida interior que se ha convertido en una adicción en sí misma. Esto borra tu interés por la realidad ordinaria, los amigos y la familia, las conexiones que nos aferran a nuestras identidades mundanas. No tomes esta carta como un permiso para abandonar el mundo. Es un recordatorio de que debes equilibrar tus identificaciones externas con el cultivo interno, para que puedas llevar con mayor eficacia el mundo espiritual al mundo material.

Consejo:
La Suma Sacerdotisa te aconseja que te adhieras a la práctica espiritual que has elegido con mayor regularidad. Si quieres los beneficios de la evolución, tendrás que cooperar con el espíritu. Todos tenemos distracciones, exigencias... toda una vida llena de razones por las que no podemos encontrar tiempo para retirarnos a nuestro santuario interior. Hasta que no consideres esto tan vital para tu bienestar como la necesidad de comer y dormir, es probable que estés eternamente inquieto y profundamente insatisfecho. Una rutina espiritual que se adapte a tu temperamento, practicada cada día, es el camino más fiable hacia la libertad.