La carta de la Reina de Bastos significa

Date cuenta de que no estás en el papel de líder en este momento. Concéntrese en un papel más de apoyo que promueva los objetivos generales.

Reina de Bastos
Significado al derecho:
Este palo, más a menudo llamado "Varitas" y a veces "Varas" o "Bastones", representa la iniciativa, la ambición, el impulso y el deseo. Tradicionalmente, esta mujer representa la energía de una reina y es la directora natural, cuyo don es inspirar el trabajo en equipo y repartir las tareas. Es la que se encarga de que todo funcione bien. Sudará bajo el sol junto a su familia o equipo, inspirando a todos para que se mantengan en pie y apoyando la moral con su energía contagiosa. Es el mejor tipo de gerente que se puede tener, porque es como una madre desafiante pero alentadora, que sabe que lo llevas dentro. Cree en sus empleados y éstos se esfuerzan por complacerla. Sin embargo, no es sentimental. Como una buena agricultora, considera sus cultivos, sus animales, incluso las personas que trabajan para ella, como recursos necesarios para la consecución del objetivo superior. Si algún aspecto deja de ser productivo o rentable, puede prescindir de él sin pensarlo dos veces. No busques su simpatía.

Significado de la carta invertida:
Revele cualquier agenda oculta antes de que aleje a socios o asociados. La Reina de Bastos invertida señala una tendencia controladora que no es un secreto, y las personas que le rodean tienen la perspicacia necesaria para percibir lo que está sucediendo. No creas que tu agenda oculta pasa desapercibida, y no la niegues si sale a la luz. Es más importante que los miembros de tu equipo confíen en ti que preservar una imagen.

Consejo:
La Reina de Bastos en esta posición revela la necesidad de mantener tu lugar en la cadena de mando y respetar la jerarquía (al menos por ahora). Puede que no sea el momento de llevar el timón, incluso si te motiva una fuerte dedicación para completar un proyecto o superar un desafío. Una deficiencia percibida en el liderazgo puede hacer que quieras tomar las riendas, ¡pero no lo hagas! Conténgase y permanezca leal a sus superiores. Manténgase centrado y enérgico. Afronte con entusiasmo los retos que tiene delante. Actúa de buena fe y anima a los demás a hacer lo mismo.