La carta del Caballo de Oros significa

Tus recursos mejorarán significativamente un esfuerzo y podrás cosechar muchas bendiciones como resultado de tu participación.

Caballo de Oros
Significado al derecho:
Esta carta suele llamarse El Caballero, pero en algunas barajas modernas aparece como El Príncipe. Tradicionalmente, esta carta en este palo representa a un supervisor de la fertilidad y el crecimiento. Su período de ascenso es durante los años tranquilos entre conflictos, cuando todos pueden colaborar en el aumento del nivel de vida colectivo. Su caballo suele ser enorme y grueso, más adecuado para arrastrar un arado que para cabalgar velozmente hacia la batalla. Su temperamento es tranquilo y relajado, se mueve al ritmo de la corriente, porque sabe que no se puede apurar el tiempo. Al ver el panorama general, como un agricultor que planea el futuro, no permite que las modas o caprichos momentáneos lo distraigan, y no toma en serio a quienes lo hacen. Se percibe su estabilidad y dedicación: es totalmente responsable e incluso algo predecible en sus proyectos. Es terrenal y amable, tan sencillo y profundo como la tierra que cultiva y las flores que ama.

Significado de la carta invertida:
El Caballero de Oros invertido sugiere que deberías dejar de gastar energía en personas que no pueden apreciarte. Deja de desperdiciar tu sangre, sudor y lágrimas en empresas dominadas por personas que no pueden apreciarte. En este caso, beneficiarías a toda la situación si siguieras adelante en lugar de ser tan leal y fiel.

Consejo:
Cuando el Caballero de Oros (en algunas barajas, El Príncipe) cae en esta posición se le está aconsejando que ofrezca sus servicios a algún proyecto o empresa que tenga delante. Tu participación voluntaria puede marcar la diferencia entre un desempeño marginal y uno grandioso. Todo el esfuerzo será mejorado significativamente por los recursos que aportes y serás bendecido diez veces. Espera supervisar y guiar el proyecto, así como influir en el resultado de los acontecimientos. Sin ti a bordo, este esfuerzo no es más que otra buena idea.