La carta del Ocho de Copas significa

Mira en tu interior para entender qué motiva una tendencia ocasional al pesimismo o a la depresión.

Ocho de Copas
Significado al derecho:
El Ocho de este palo se utiliza a menudo para significar una decepción, un revés emocional, una traición o una herida en el corazón. Algunas barajas de Tarot ilustran este principio mostrando a una joven que acaba de ser molestada y luego desechada por un extraño que pasa por su pueblo. Su acto desalmado la ha dejado vulnerable, con consecuencias potencialmente drásticas. Se trata de una carta difícil, pero realista, en la medida en que advierte contra la confianza equivocada y la vulnerabilidad desprevenida.

Significado de la carta invertida:
El Ocho de Copas invertido sugiere que puedes haber experimentado un acontecimiento terrible, pero que de alguna manera no has permitido que arruine tu vida. No te permites el tipo de agonía emocional que esta carta suele representar, lo que puede ser una señal de que eres más resistente que otros; te recuperas de los contratiempos. Dadas las circunstancias, lo estás haciendo bien. Estás aprendiendo a transformar las decepciones en una voluntad de cambio. Tu resiliencia convierte la adversidad en un logro positivo.

Consejo:
Con el Ocho de Copas en esta posición, mira en tu interior y reconoce la parte de ti que todavía guarda un viejo rencor por una herida o trauma del pasado. En su mayor parte, tu yo con visión de futuro se ha levantado y ha seguido adelante. Estás continuando con tu vida. Sin embargo, es posible que una parte de ti siga resistiendo a la curación. ¿Estás curando viejas heridas de dolorosas pérdidas de fe y confianza? Si es así, ahora puede ser un buen momento para escudriñar sus motivos actuales. Vea si todavía está influenciado por la parte de usted mismo que corta sus impulsos entusiastas y optimistas. No niegue esta tendencia pesimista. No reconocer la verdad sólo provoca una represión que se dispara en otra parte de nuestra psique. En lugar de ello, trata de comprender y aceptar las dudas y el miedo que puedas sentir, y asúmelos. Entonces podrás poner las viejas emociones en el lugar que les corresponde: fuera del camino.